domingo, 19 de agosto de 2012

FEDERICO GARCIA LORCA, ÁNXEL CASAL Y LA MEMORIA HISTÓRICA

MADRIGAL A CIBDA DE SANTIAGO 

.
Chove en Santiago
meu doce amor.
Camelia branca do ar
brila entebrecida ô sol.
.
Chove en Santiago
na noite escura.
Herbas de prata e de sono
cobren a valeira lúa.
.
Olla a choiva pol-a rúa,
laio de pedra e cristal.
Olla no vento esvaído
soma e cinza do teu mar.
.
Soma e cinza do teu mar
Santiago, lonxe do sol.
Ãgoa da mañán anterga
trema no meu corazón.
Federico García Lorca (Seis Poemas Galegos)

Luar na Lubre e Ismael Serrano "Chove en Santiago"


Los "Seis Poemas Gallegos", fueron publicados por la editorial gallega Nos en 1935, cuyo editor era el Alcalde de Santiago de Compostela, Ánxel Casal Gosende. El 18 de Agosto del 36 Federico fue fusilado en Granada y un día después Ánxel Casal, que fue detenido el 4 de agosto y "oficialmente" puesto en libertad el 19, apareció muerto en una cuneta de la carretera de Cacheiras, perteneciente al municipio de Teo (A Coruña).



Hoy es el aniversario del asesinato de Lorca y Ánxel Casal, porque otro nombre no se le puede dar a unos fusilamientos por razones ideológicas, en un Golpe de Estado amparado por los Jefes y Oficiales más reaccionarios del ejército español, la oligarquía económica y la Iglesia Católica. La fosa en donde se encuentra Federico no se ha encontrado después de múltiples intentos. Hoy es un día para recordar los miles de ciudadanos españoles que todavía están en cunetas, en terrenos, cementerios o en fosas comunes y sin identificar, víctimas a las que todavía no se ha hecho justicia setenta y nueve años después.

Es una vergüenza para un país como España que presume de democracia y al que sus políticos nunca se le cae de la boca la frase “estado de derecho”. Hasta el Presidente que prometió una Ley de Memoria Histórica, después de llegar al poder la descafeinó, posiblemente por presiones de esas fuerzas que nunca han dejado de tener el poder que tenían durante el franquismo. Este país no se puede permitir bajo ningún concepto que el cuerpo de Federico García Lorca vilmente asesinado el 19 de agosto de 1936 y los miles y miles que corrieron igual suerte, sigan ilocalizables y sus familias les den la sepultura que merecen.

No espero nada de neo franquistas ni de los falangistas ni de sus colaboradores, pero aunque ateo, por mi formación esperaba de la Iglesia Católica una llamada de atención al Estado sobre esta situación; y máxime cuando fue la Iglesia una de las colaboradoras necesarias en el golpe y fueron miembros de esa Iglesia los que en muchos casos señalaban con el dedo, a las turbas falangistas cuando entraban en pueblos y ciudades, a aquellos que se significaban como republicanos y a sabiendas de lo que iba a pasar con ellos. De la Jerarquía Eclesiástica Española ya no espero nada pero no tiene credibilidad alguna hacer campaña contra el aborto y no pedir que los cuerpos sin identificar puedan ser enterrados. No se puede bendecir a las tropas ni pasear bajo palio al Dictador sin que la mitad de los españoles no se lo recuerden día a día.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada