martes, 22 de enero de 2013

AUDITORIAS, QUERELLAS, PACTOS FALSOS Y EL ALQUIMISTA MONTORO.





Cuatro años desde que se destapó la Trama Gürtel, una trama de corrupción que afecta directamente a cargos del Partido Popular principalmente de las Comunidades de Madrid y de Valencia, cuatro años de defender lo imposible, de negar, de mentir, de proteger en algunos casos durante meses a los imputados, de intentar chantajear a la Justicia de este País,  de conseguir la inhabilitación del Juez que había investigado el caso y casi llevarlo a la cárcel y de la dimisión de un Ministro de Justicia, aparecen ahora dos noticias que han convulsionado el panorama político nacional.

El día 16 la Cadena SER informa que una comisión rogatoria solicitada a un banco suizo había dado como resultado que  Luis Bárcenas, ex Tesorero del Partido Popular, era beneficiario de una cuenta que llegó a tener 22.000.000 de euros en el año 2007 y que a raíz de iniciarse las investigaciones judiciales empezó a vaciar de forma sistemática.

El día 18 el diario El Mundo informa que “Bárcenas pagó sobresueldos en negro durante años a parte de la cúpula del PP”, dinero recaudado ilegalmente de constructoras de las autonomías donde gobernaba y de empresas de seguridad, según el diario.


Después de unos días de declaraciones que pueden ser incluidas en la Enciclopedia de la Estupidez Humana, "somos un partido incompatible con la corrupción", “no me consta”,  “comprueben mi declaración de renta”, “vamos a mostrar nuestras cuentas a todos los españoles” “el Sr Bárcenas ya no es militante del PP” o "Nunca, nunca, nunca... por lo que yo sé" y de enterarnos de asuntos humillantes para los contribuyentes, de saber que hasta hace unos días Luis el Cabrón, como le llamaba Correa, tenía despacho, secretaria, coche y chófer-guardaespaldas en Génova, de ver la cara compungida e intentando aparentar dignidad de la Secretaria General, Dolores de Cospedal, de amenazar a diestro y siniestro con querellas, hoy, en el  Comité Ejecutivo Nacional, el Presidente Rajoy ha ordenado una “investigación interna profunda que será sometida a una auditoría externa” de todas las cuentas del partido desde 1989, una comparecencia a petición propia del Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso para informar a la cámara de las cuentas de Luis Bárcenas, que se querellaran contra todos aquellos que difamen al partido y que el Presidente del Gobierno promoverá un gran pacto contra la corrupción.

¿Una auditoria interna profunda de las cuentas del partido desde 1989?, El señor Rajoy sigue tomándonos por tontos, no conozco a ningún empresario, ni pequeño, ni grande, ni tendero chino que mezcle las contabilidad A con la B, o sea, que junte en la misma contabilidad los ingresos y gastos “legales” con los ingresos en dinero negro, a no ser que sea suicida o tonto por naturaleza. Claro que la “La Madre de todas la auditorias” va a salir bien, bien no, perfecta y no se deben gastar un dinero que no es suyo en contratar a la más súper guay empresa de auditoria mundial, ya sabemos los ciudadanos que ahí no se va a encontrar nada.

Don Mariano nos toma por tontos, nos miente y nos insulta como a súbditos en vez de tratarnos como ciudadanos mayores de edad. El Presidente Rajoy ha sido desde enero de 1989 miembro del Comité Ejecutivo Nacional, desde abril de 1990 vicesecretario general sin interrupción hasta que en septiembre de 2003 es nombrado Secretario General y en octubre de 2004 Presidente del Partido y aparte Director de las Campañas Electorales de 2000 y 2004, por lo que no puede negar el conocimiento de la procedencia de los fondos que financiaron esas campañas, en caso que se consideren irregulares.

Además, desde que saltó a la opinión pública el caso Gürtel, defendió en numerosas ocasiones al sr. Bárcenas, como consta en la hemerotecas, y a otros de los imputados; consintió que su Secretaria General acusara al entonces Ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de haber montado un sumario junto con el Ministro de Justicia y el Juez Garzón para hundir al Partido Popular y alentó desde la Presidencia del Partido el diseño torticero y diabólico, del ahora Embajador en Londres, que logró la dimisión del Ministro y la inhabilitación del Juez. Hasta pidieron se abrieran expedientes a los miembros de la UDEF que investigaron el caso.

Si todas las informaciones del asunto de los sobres fueran verdad Don Mariano debería irse, pero no solo eso, sino que debería ser imputado, incluso la Sra. Cospedal, entre otros, ya que el Diario El Mundo dice que fue Rajoy el que le ordenó eliminar esos pagos cuando esta llegó a la Secretaría General y lo que debería haber hecho es ponerlos en conocimiento de la justicia y no taparlos. La Ley de Enjuiciamiento Criminal en su artículo 259 dice que si se conoce la perpetración de un delito público está obligado a ponerlo inmediatamente en conocimiento de la Justicia.

Lo que tenía que haber hecho el Sr. Rajoy y el Partido Popular es querellarse contra Don Luis Bárcenas en el momento que la justicia lo imputó en el caso Gürtel, si ahora están tan ofendidos con las informaciones que están saliendo creo que aquel era el momento de actuar, ordenar las auditorías en caliente, con el Sr. Bárcenas todavía siendo Tesorero e incautar todos los documentos que este guardaba en su despacho y no dejar que siguiera paseándose por Génova como un fantasma invisible para todos, pagándole los abogados y moviendo los documentos que allí tenía. Sospecho que esa inacción fue debida a otras causas distintas de la confianza que tenían en su inocencia. Amenazar ahora con querellas contra aquellos que difamen al Partido no es más que una especie de amenaza mafiosa, más propia de la Camorra o del Sálvame que de un partido que Gobierna España.

Lo que más me aburre y cansa es comentar lo del gran pacto contra la corrupción, llevo oyendo esa propuesta desde los primeros casos de corrupción que se produjeron en este País, hace tantos años de eso que es como oír una sintonía repetida una y mil veces. Desde que comenzamos este periodo “democrático” hemos vivido en este País numerosos casos de corrupción graves, casos que afectan principalmente a los cuatro principales partidos que gobiernan o colaboran en el gobierno del País, “las cuatro ubres de la vaca” que decía el sábado el ex Presidente de Cantabria Miguel Ángel Revilla ( dos que dan más leche PP, PSOE y las otras dos un poco menos PNV y CIU) y en todos y cada uno de los casos siempre hay alguien que ha propuesto un gran pacto contra la corrupción, ¡basta ya de cachondeo!.

Dejo para el final la autopetición de comparecencia de Don Cristóbal Montoro en el Congreso a fin de explicar las cuentas de Bárcenas. Vamos a ver, lo único que espero de Don Cristóbal Montoro y su psicopática sonrisa es su dimisión por sacarse de la manga una amnistía fiscal, o como dice él una regularización de rentas y activos, que no entendíamos muchos pero que si todo se confirma va teniendo su significado, que los corruptos, chorizos, neo chorizos, narcos y golfos que han arruinado a este país pagando una pequeña cantidad conviertan el dinero negro en blanco, algo así como el descubrimiento de la piedra filosofal fiscal aquella substancia que los alquimistas de la Edad Media creían que podía transmutar cualquier metal vulgar en oro.

En la Vía Garibaldi de Génova, 21 de enero de 2013 . I AÑO MARIANO


3 comentarios:

  1. Queri Juan, cuánta neomierda nos invade. Y siguen tratándonos de tontos.

    ResponderEliminar
  2. Fantástica entrada!. Salió genial!.

    ResponderEliminar
  3. jo amigo menuda hemeroteca que tienes en el celebro mi enhorabuena yo me cuesta recordar todo cuando escribo gracias por hacernos ver la sueciedad de todo muy buena entrada si señor

    ResponderEliminar