martes, 6 de diciembre de 2016

LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA ¿UN MODELO SOCIAL O SOLO LITERATURA?



"La Constitución española tiene dos articulos y solo dos. El resto es literatura"  Jose Manuel García Margallo, por entonces Ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno Rajoy, el 10 de septiembre de 2013.


Artículo 41.
Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres.
(...)
Artículo 43.
1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud.
2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto.
(...)
Artículo 47.
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.
(...)
Artículo 49.
Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos.
Artículo 50.
Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio. 


Estos artículos están el Título I de la Constitución Española de 1978, el Título I se denomina "De los derechos y deberes fundamentales de los españoles" y se integran en el Capítulo III que tiene por título: "De los principios rectores de la política social y económica".

Muy pocos españoles conocen la Constitución Española, de la misma forma que la mayoría de los católicos practicantes no conocen el Nuevo Testamento y/o la Biblia que se supone son sus normas de vida como cristianos y católicos. La Constitución de 1978 es ese texto que nos dieron a votar los políticos de la Transición, también llamada Traición por algunos,  y que muchos de los actuales desconocen con la profundidad que se le tendría que exigir a un legislador.Aunque sea obligatoria para optar a cualquier puesto en la Administración sus señorías no aprobarían en su mayoría un examen sobre nuestra Carta Magna y además en el momento que comienzan a ejercer y una vez jurado su cargo sobre ella, no hacen nada por cumplirla o desarrollarla.  Como en la Libreta Militar, en la ficha de los diputados, senadores y otros cargos electos hay un sello que pone: Conocimiento de la Constitución: SE LE SUPONE.

JURAMENTO O PROMESA:

Juro (o prometo) por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de presidente del Gobierno (o de Ministro) con lealtad al rey, guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros(RD) 707/1979, de 5 de abril.



¿Padres o padrastros?

Aunque al igual que desconocen la Constitución, y no la cumplen ni la guardan ni la hacen guardar en su conveniencia, desconocen o parecen desconocer la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la que se cumplen 68 años el próximo día 10 de diciembre, la Constitución Española tiene 30 años menos.

Art. 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:
Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez y otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.

¿Donde está la verdad?, no la encontraremos por ningún lado, porque la verdad es revolucionaria y las revoluciones ahora suenan a populismo y el populismo parece que es la nueva forma de atacar a los que no pensamos como ellos, antes nos atacaban llamándonos comunistas, o marxistas o estalinistas, etc. o enviándonos a Rusia, Corea, Cuba o Venezuela, cuando no al cementerio;  si a alguien se le ocurre ahora mencionar un artículo de estos que reflejo más arriba, sin hacer mención de su procedencia, seguro que será acusado de demagogo o populistas, seguimos adelante y sobre todo VAMOS¡





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada