jueves, 24 de marzo de 2016

BUSCANDO MEDICINAS EN UN MADRID CARIBEÑO




Sanidad Madrid: La Suma de Todas las vergüenzas

Hoy he vivido una situación increíble.  Llevo varios días con unos dolores muy fuertes en los pies y en las manos, no duermo, el dolor comienza en reposo, esté sentado o acostado. Solo me alivia un poco el ponerme de pie, tragar saliva y arrastrar un poco los pies hasta que se me pasa en un par de minutos. El médico me dice esta mañana que puede ser un “dolor neuropático”. Es un trastorno neurológico en el que se experimenta un  dolor crónico intenso debido a un nervio dañado y todo puede ser una secuela o un daño producido por el hematoma cerebral que tuve y del que dicen estoy repuesto. Bien, pues el médico para el dolor me receta  MIRAPEXIN 0,26 mg    a la espera de consulta el lunes para controlar la evolución del dolor.

Voy a la Farmacia a las 12, me dicen que no lo tienen que lo van a pedir y que me pase a primera hora de la tarde, hasta aquí todo normal. Uno cree que bajo el amparo de la Ley del Medicamento los almacenes mayoristas de Farmacia tienen derecho a tener el suministro asegurado. Paso a primera hora de la tarde, me dicen que le han dicho que hasta el lunes no estará. Me voy a otra Farmacia cercana, esta vez una de Marcelo Usera, la misma cantinela, me cabreo, “joder, y yo como aguanto el dolor”, ¿vuelvo a colocarme con orfidales y lexatines para poder dormir?, vaya uested al Centro de Salud y que le receten otra, a todo esto el genérico que tienen las dos Farmacias tiene la mitad de dosis, sigo alucinando.

Todo esto son las 19:30, me voy al Centro de Salud, pido el médico de guardia, subo a los despachos y había como cinco personas esperando que van entrando y saliendo y volviendo a entrar en el despacho de la doctora de guardia sin orden ni concierto. Las 21:00 y aquello era un coladero, yo con el dolor puesto viendo las estrellas, me tuve que colar descaradamente y echándole una bronca a la doctora por el desbarajuste que había,  como ella no es la culpable del desbarajuste le pedí perdón, me vio los pies, certificó el diagnostico de la mañana y me recetó  PREGABALINA 75mg  . Vuelta a salir hacia la Farmacia de Marcelo Usera en donde no había MIRAPEXIN,  arrastrando los pies, llego a eso de las 21:30:

—No tenemos, lo pediré para mañana
—¿Y cuando lo puedes tener?
—Dame el teléfono y te llamo, no antes de las 4 de la tarde
—¿Me tomáis el pelo?
Le hablo de la Ley del Medicamento y pone cara rara.
—¿Y que tomo esta noche?, ¿No tienes ningún genérico?,
—Sin receta no.
¿Caracas, Venezuela?
No
Madrid, gobernada por el PP desde hace 20 años, una Sanidad Pública privatizada y porculizada por las huestes que ahora comanda Nanzy Fuentes con el apoyo de Ciudadanos y diseñada por Esperanza Aguirre. Vamos bien, muy bien.
No, no se confundan, no volé en Semana Santa a Caracas, y mira que me gustaría abrazar a los muchos primos que allí tengo, pero no, me quedé en tierras Neoliberales en donde brilla la picaresca y la poca vergüenza, como no quiten sus sucias y puercas manos de lo público habrá que cortárselas.

Esta noche bajo el efecto de las drogas puedo soñar con cortar muchos cuellos con una cimitarra que heredé de algún antepasado musulman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada