domingo, 17 de febrero de 2013

¿QUE ES REALMENTE LA MARCA ESPAÑA?



 ¿Qué es la Marca España?, una operación de marketing diseñada por el Gobierno a mayor gracia de sí mismo, es algo así como el “Spain is different" del franquismo, las películas de suecas de Andrés Pajares y Esteso, los toros, la paella, la tortilla y la sangría como grandes aportaciones a la cultura y ciencia universal de la  "Egspaña" inmortal. ¿En qué somos líderes?, ¿futbol, balonmano, baloncesto, motorismo,…. Alonso, Nadal y una pequeña banda de ciclistas sospechosos de ir “to puestos”?. Cuando empezábamos a destacar en energías renovables viene el Gobierno y le pega el tijeretazo a mayor gloria de las eléctricas con sus consejos de administración plagados de Ex Presidentes de Gobierno, Ministros, Consejeros o Directores Generales, políticos todos. ¿Qué decir del I+D?, hemos vuelto otra vez a las caverna científica y hacemos nuestra una de las frases más retrógradas de la España negra, “que inventen ellos”.



La Marca España actualmente son los Casos Bárcenas, Cooperación, Palma Arena, Brugal, Gürtel, Casa Real-Urdangarín, Pokemon, Campeón, Palma Arena, Pallerols, Palau de la Música, ERES-Mercasevilla, Baltar, Preferentes, BANKIA y demás Cajas nacionalizadas, espías en Madrid y en Cataluña, el Madrid Arena, y tantos y tantos que afectan a todos los partidos que están o han estado en el Gobierno Nacional, CCAA, Ayuntamientos o Diputaciones Provinciales y Cabildos Insulares.

Marca España es el Partido Popular aceptando el chantaje de su Tesorero, imputado en el caso Gürtel y que mantiene al menos una cuenta en Suiza donde llegó a tener 22 millones de euros, y engañar a los españoles diciendo que ya no tenía nada que ver en el partido desde 2010 mientras le mantenía en nómina hasta por lo menos hace un mes. También lo es tener mantener en plantilla hasta hace unos días al dimitido Alcalde de Pozuelo, por su implicación en la Gürtel, enviándole el trabajo a casa ¿? y el sueldo a su banco y manteniendo como Ministra de Sanidad a su ex esposa, favorecida también por la Red Gürtel. Marca España es el PSOE hablando de regeneración democrática y CiU de transparencia, una Casa Real infiltrada de corrupción por medio del esposo de una de las Infantas, un Rey que se va de cacería de elefantes a África acompañado de una amiga íntima mientras muchos españoles están sufriendo los efectos de la crísis.

Marca España son 6 millones de parados, miles de personas sin vivienda por haber sido desahuciados, desahucios que han sido la causa del suicidio de varios ciudadanos, crímenes provocados por la banca, los políticos y el sistema judicial. La privatización muy sospechosa de la sanidad y la educación, los recortes en las asistencias sociales, y el desmantelamiento controlado y diseñado de la Ley de Dependencia. También es Marca España la fuga de miles de jóvenes fuera del País en busca del trabajo que aquí se le niega, los comedores sociales llenos, el aumento de personas rebuscando en los cubos de la basura y la destrucción del tejido industrial para convertir España en un Párque Temático y de Juego.

Marca España es la represión a los movimientos ciudadanos (multas, detenciones arbitrarias, cargas y violentas sobre manifestantes..), la modificación del Código Penal haciendo más hincapié en medidas represivas para las protestas que para la corrupción política, el desmantelamiento de la justicia gratuita garantizada por la constitución para dificultar el acceso a los tribunales a los más desfavorecidos y la existencias de jueces y fiscales que todavía tratan de defender al poder antes que a los ciudadanos.

Marca España es la de unos “patrones”, en su mayoría integrados en la CEOE, especuladores que mientras hablan de privatizar hasta los felpudos de la Administración pública se aprovechan del dinero de los españoles para engrosar sus cuentas en paraísos fiscales. Es una gran referencia para la Marca España que el hasta hace apenas un año  Presidente de la CEOE esté en la cárcel y mientras uno de los Vicepresidentes actuales, íntimo amigo del Rey y de Esperanza Aguirre, paga a sus trabajadores en negro y debe dinero a la Seguridad Social y a las administraciones públicas por las concesiones administrativas concedidas, vete tú a saber cómo. Claro que el actual Presidente niega la existencia de 6 millones de parados y exige al Gobierno más flexibilidad en los despidos y el abaratamiento de los salarios

Marca España es un Gobierno desorientado, ministros que no pasarían de funcionarios de tercera en sus famosos “países de nuestro entorno”, un Presidente del Gobierno casi desaparecido y que comparece ante la prensa desde un televisor de plasma para mentirles a los españoles con tanto descaro como el que usa para fumarse esos puros interminables en plan banquero estafador. Me recuerda Rajoy al magnate americano Howard Hughes magníficamente interpretado por Leonardo di Caprio en El Aviador.

También es Marca España unos representantes de los ciudadanos que votan como autómatas en el Parlamento siguiendo las instrucciones de su Grupo Parlamentario y que creen no tener responsabilidad personal en lo que votan. Un Congreso en el que la mayor parte de los diputados viven en su mundo particular de ensoñaciones y corruptelas y son incapaces de bajar a la calle a compartir con sus votantes. La representante de la PAH los puso en su sitio, daba vergüenza ajena verlos ofendidos ante su amenaza de señalares con el dedo, no sé si alguno de los “ofendidos” le cogió el guante a Ada Colau y solicitó acudir a presenciar un desahucio con ellos, no creo. Ayer se me ponían los pelos de punta ver como esta semana un grupo de ciudadanos portugueses cortaban el discurso en la Asamblea de la República del Primer Ministro Passos Coelho cantando el Himno de la Revolución de los Claveles, Grândola, Vila Morena, este detuvo su intervención y escuchamos como la  Presidenta de la Cámara educadamente solicitaba el desalojo de estos, sin empujones ni algaradas, nada parecido al “moderado” Jesús Posada con su famoso “los expulsen coño”, similar al famoso “se sienten coño” de Tejero el 23 de Febrero de 1981 cuando una tropa de fanáticos manejados por los poderes fácticos del país le dieron la última puntilla a una democracia incipiente y débil.

Marca España es la resistencia a que sean investigadas la desaparición de miles de niños robados a sus madres al momento de nacer, la resistencia a eliminar cualquier vestigio de la Dictadura de Franco de nuestras calles y la permisividad con la apología del franquismo realizada incluso desde las filas del Partido Popular y sus propagandistas. Marca España es también la existencia de miles de cuerpos de asesinados y ejecutados en la guerra civil y en la posguerra en cunetas del territorio naciona permitida por los dos partidos que han gobernado España, una Nación que permite esa lacra no tiene derecho a llamarse Nación.

Marca España son los grandes medios de comunicación maniatados por el poder económico y político también lo es la toma y control político de las Televisiones y Radios Públicas. Periodistas y opinadores que podrían defender a capa y espada al partido que les ofrece mamandurrias aunque hayan sido testigos de un asesinato. Marca España son unos Historiadores que con el dinero de todos los españoles niegan que aquí hubiera habido una Dictadura del 39 al 75, negación que en algunoss “países de nuestro entorno” sería causa por lo menos de sanción..

Esto es la Marca España actual, la de la mentira, la corrupción y los engaños, la del recorte de derechos, es la marca de un charlatán vendiéndonos un tónico que lo mismo vale para curar una luxación que para calmar el dolor de estómago. Pero Marca España también son unos ciudadanos que elección tras elección han seguido metiendo en la urna la papeleta de esos partidos corruptos, por inercia, por costumbre, por fe  o por interés y sin pararse a pensar en las consecuencias. 

 Profesores del Master de Charlatanes para políticos españoles.

La Marca España debería ser la innovación, grandes inversiones en I+D, un Estado del Bienestar que cubra a todos los ciudadanos, una educación pública y gratuita de alta calidad, la protección de la cultura, la ciencia y la investigación, el apoyo a las empresas y empresarios comprometidos con el emprendimiento real, con el cuidado del medioambiente y que paguen sus impuestos y respeten y formen a sus trabajadores. Pero a ellos no les interesa, es tanta su avaricia que prefieren dejar que el País se hunda, como quería Montoro, aun a sabiendas de que así nunca nos levantaremos. La Marca España, en resumen, sería lograr que todos los culpables y colaboradores necesarios que han contribuido a este desastre acabaran en la cárcel, si tienen responsabilidades penales, y devuelvan lo robado o paguen el daño económico causado al Estado y abandonen la vida pública sin aparecer nunca más por ella. Como decía el estribillo del poema de Alberti “Al galope”:


 "¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!"


En Madrid, a 17 de febrero de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada