viernes, 28 de diciembre de 2012

LOS DIPUTADOS COMO AUTÓMATAS PROGRAMABLES






Bartolomé González e Isabel Redondo son dos diputados de la Asamblea de Madrid por el Partido Popular, ayer fueron fotografiados infraganti jugando con sus móviles mientras iban votando mecánicamente a las órdenes de sus jefes cuestiones tan importantes para la ciudadanía madrileña como la implantación del euro por receta, la “externalización” de seis nuevos hospitales y 27 centros de salud y la vía libre para que venga el “Don” del juego, Adelson, y haga y pague lo que quiera y como quiera en su Eurovegas. Porque ayer se votaba esa famosa Ley de Acompañamiento de los Presupuestos que año tras año usan todos los partidos que han gobernado en este país para colarnos con premeditación y alevosía asuntillos inconfesables. La diputada de IU Libertad Martínez renombró esa Ley como la “Ley Voldemort”, yo más bien le llamaría la “Ley Condemor”.

Pero en esta entrada no quiero hablar de las leyes de acompañamiento de presupuestos, que es tema para hacerlo largo y tendido. La actitud vergonzosa del don Bartolomé y Doña Isabel jugando en la Asamblea es la imagen que tienen los ciudadanos de los políticos y dará más argumentos a la toma de decisiones como las de Cospedal en Castilla La Mancha, eliminando el sueldo de los diputados, aunque el objetivo de la “Bien Pagá” es otro bien distinto.  Pareciera que toda esa masa de diputados que llenan los parlamentos de este país son especímenes inertes, masa informes, que van colocando en los escaños para formar parte de una clac casi desaparecida del teatro y recuperada por los partidos políticos. Funcionan al unísono, todos votan lo que el grupo parlamentario les ordena, hasta el punto de que si uno se equivoca de botón, porque estaba jugando al “apalabrados” o viendo porno en el ipad o el iphone, que va con el escaño, el partido les multa.


Se puede contar con los dedos de las manos los diputados, que a sabiendas, ha pulsado el botón contrario al ordenado por su grupo o se han abstenido por no estar de acuerdo en conciencia con lo que se votaba, me vienen a la cabeza políticos como Celia Villalobos, Juan Morano, Antonio Gutiérrez, Ernest Maragall o Federico Trillo, otros no tienen tantos arrestos y se ausentan del Parlamento el día de la votación. En la “democracia” española los diputados son libres hasta que les llega la hora de votar.

Yo no me puedo creer que dentro de un Grupo Parlamentario todo sea monolítico, y esto lleva a la pregunta ¿a quién representa el diputado, a los ciudadanos que le han votado o al partido que le ha “colocado” en una lista cerrada? ¿Qué pasa cuando un diputado es expulsado del partido?, pues que el acta de diputado no la pierde mientras no dimita, o sea, un diputado no puede ser cesado, por lo que definitivamente el diputado depende de sus votantes.

Ahora seguro que el responsable será el reportero gráfico, y como Don José Ignacio Echeverría, Presidente de la Asamblea de Madrid ya ha traspasado hace unas semanas la fina línea que separa la censura de la libertad de expresión, puede ocurrírsele alguna media para evitar esas fotos tan malintencionadas y pornográficas desde el punto de vista político. Antes de solucionar estos comportamientos no sería extraño que aislaran los parlamentos y filtraran las imágenes, claro que antes de que pase esto yo propondría cerrarlos, echar la llave y tirarla a mar.

Que podemos pedir de un País que se ríe con la famosa anécdota de Camilo José Cela, cuando era Senador por designación Real. Dormía el Nobel una plácida siesta en su escaño durante el pleno de Revisión Constitucional y Antonio Fontan, el Presidente  del Senado, le recriminó:

—Sr. Cela, está usted dormido.
—No, señor, no estoy dormido; sólo estoy durmiendo —respondió Don Camilo
—¿Acaso no es lo mismo? —le respondió el Presidente.
—¡Claro que no es lo mismo!, porque no es igual estar dormido que estar durmiendo, como tampoco es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.

Y parece como si entre bromas y chascarrillos los españoles nos hemos tomado estas actitudes como normales durante muchos años, en vez de indignarnos y exigir la dimisión del interfecto, hacemos chistes sobre ellos, de mala leche, pero sin pasar de ahí, parece que la rabia nos la curamos riéndonos de ellos, cuando en realidad son ellos los que se ríen de nosotros.

Claro, que eso no pasaría si hubiera listas abiertas, o cualquier otro sistema donde el aspirante tuviera que trabajarse, no solo el voto en unas elecciones, sino su trabajo durante toda la legislatura. Nunca deberíamos soportar esas actitudes, que demuestran poca aptitud para el cargo que desempeñan. Los tiempos que estamos viviendo en este País necesita de gente que respete a los ciudadanos con libertad de decisión y no de cerebros programados para apretar un botón cuando se lo piden y ganar por ello un suculento salario que pagamos entre todos. Lo que está claro es que en este País aún estamos dormidos y además nos están jodiendo.

República Monárquica y Libertaria de Usera, 28 de diciembre de 2012. II AÑO MARIANO

5 comentarios:

  1. gran entrada amigo me esperaba la otra pero esta es muy buena ahora entiendo que estuvieras ausente, tu cerebro es una hemeroteca,llena de conocimientos y anecdotas politicas, tan interesantes todas que no puedo mas que darte las gracias , admiro mucho tu labor bloguera , y aprendo contigo , me gusta el final marca tu gran personalidad, merecio la pena la espera gracias

    ResponderEliminar
  2. Y el director de la sinrazón en el debate arv dijo que no le parecía mal que hicieran dos cosas a la vez ya que el voto es mecánico. Pues eso, lo que está mal es que el voto sea mecánico y que gasten el tiempo pagado con nuestros impuestos para distraerse.

    ResponderEliminar
  3. la lacra de este pais,esta gentuza a undido españas con los directivos de banca

    ResponderEliminar
  4. 300 corruptos y muchos aún aprendiendo.
    http://www.eleconomista.es/opinion-blogs/noticias/4504570/01/13/El-ciudadano-paga-el-despilfarro-sera-2013-otro-ano-marcado-por-la-corrupcion-politica.html

    ResponderEliminar