sábado, 28 de enero de 2012

Y AHORA ¿QUE?

“Entonces Dios le siguió diciendo: "Toma a tu hijo único, el que tanto amas, a Isaac; 
ve a la región de Moria, y ofrécelo en holocausto sobre la montaña que yo te indicaré". 
Génesis 22.2


“Necesitamos una mayoría suficiente para que España no siga arrastrándose por el suelo, cada vez más” dijo Mariano Rajoy en un mitin de esta pasada campaña en Barcelona. Esta frase junto con la de “el gran objetivo nacional es la creación de empleo” y la famosa de González Pons corroborada por Cospedal: “crearemos 3.5 millones de puestos de trabajo”, encierran a mi entender la propuesta más importante del PP a los ciudadanos que íbamos a votar. Al fin y al cabo lo que más nos interesa es solucionar el problema que angustia a todos los españoles, a 5.273.600 parados y a  casi todos los 17.807.500 que trabajamos. Y nos vendieron que el término PIG´s acuñado por los países ricos del norte a los países del Sur era por culpa de  Zapatero que iba a las cumbres como el pariente pobre de la UE y erá incapaz de imponerse ante el dúo Merkosy.

Hace poco más de dos meses que el PP arraso en la Elecciones Generales y un poco más de un mes que Mariano Rajoy asumió el cargo de Presidente de la Nación y ni una sola medida de las decenas que ha tomado el nuevo gobierno, tienen algo que ver con la recuperación del empleo, y las que vendrán creo que tampoco. La flexibilidad del mercado laboral parece que se ha convertido en el nuevo mantra de los políticos de toda la derecha y empresarios afines. Es curioso oír a Arturo Fernández, líder de la CEOE madrileña, íntimo de Espe y el Rey y propietario de muchas empresas que viven del presupuesto, pedir más recortes de gasto, para que lo privatizado se lo den a él.

Las reformas laborales que se han hecho hasta ahora, disminución de las indemnizaciones de despido incluido, han logrado un efecto contrario que se llama cinco millones doscientos setenta y tres mil seiscientos parados, uno a uno. Por lo que se vaticina con la nueva reforma laboral que nos espera, en la que quieren anular o adelgazar la negociación colectiva, abaratar más el despido y crear contratos de trabajo esclavista, el desempleo llegará posiblemente a rozar los seis millones de parados. Es significativo que el número de empleados públicos en el último trimestre de 2011 han disminuido en ochenta mil personas.

Mientras tanto Mariano Rajoy, bueno, mejor Luis de Guindos, Cristóbal Montoro y la Súper Vicepresidenta Soraya, no paran de hacerle guiños a los mercados, parecen los pretendientes de los cuentos de las Mil y Una Noche, ofreciendo regalos al Rey para conseguir la mano de la Princesa. O sea, arrastrándose como no quería hacer Mariano.

Si el mantra hace unos años era contener la inflación y no subir los salarios ahora es mas reforma laboral y recortes al presupuesto, solo serán felices el día que la Legislación Laboral española, fruto de años de luchas y que incluso en el franquismo era hasta cierto punto protectora, se quede reducida a cuatro normas simples y que los empresarios avispados y sinvergüenzas la use para enriquecerse a costa de nosotros. Y el culmen de la felicidad será cuando se privatice todo, y que cada uno se aguante su palo, o mejor su educación, su enfermedad, su paro, etc.

Esta semana Mariano Rajoy aparecía de la mano con Ángela Merkel, en su reunión en Berlín, parecía feliz con su nueva pareja política, hasta cogidos de la mano aparecieron en alguna foto. Pero como aquel joven que empieza una relación y no quiere que la amada huya por proponerle en la primera cita hacer el amor, no fue capaz de proponerle un aplazamiento en el cumplimiento del déficit. Todo lo contrario, su Ministro de Economía, ese que fue Consejero de Lehman Brothers Europa y que en 2007 dijo: “tenemos un sistema financiero muy solvente, que hará que la crisis no tenga impacto en nuestra economía", fue más chulo que nadie, saco su casta torera y dijo en el Foro de Davos que España fijará el déficit estructural en el 0% para el conjunto de las Administraciones Públicas a partir de 2020, pese a que Bruselas permitiría que los Estados pudieran establecerlo en el 0,5%. "Hay que lanzar una señal a los mercados", ¡ole tus huevos maestro¡.

Por otro lado a Mariano se lo puso mal nuestro flamante nuevo Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación  Don José Manuel García-Margallo, que dijo hace unos días de la Merkel, en una entrevista en Antena 3, que: "reacciona siempre un cuarto de hora tarde" ante los problemas en la zona euro y que:  “si se hubiera acudido al salvamento de los griegos cuando comenzó la crisis no estaríamos donde estamos". Y no es que le quite la razón al Sr Ministro, si no que puso en un aprieto a su Jefe cuando un periodista en la rueda de prensa conjunta con Doña Ángela, le preguntó por esas declaraciones, Mariano patidifuso, hizo que no entendía a la traductora simultanea y le pidió repetir la pregunta para responder  "Éste es un tema que ya pertenece a la historia". Ahora la vida corre tanto que la historia se escribe de unos días atrás.




En la tarde de ayer viernes, la Agencia de Valoración Fitch, que me suena a nombre de Corsario del Caribe, nos ha bajado dos escalones en la calificación de la deuda de AA- hasta A, una semana después de que Standard & Poor's  nos la redujera también y eso unido al varapalo propiciado por el FMI y el BdE a principios de semana ha dejado a los creyentes y corifeos patidifusos.

“-Dios Mercado mío, te prometemos todo, nos arrodillamos ante ti y rezamos los mantras que nos pide tu Papisa Merkel, ¿que hacemos ahora?.” Y una voz del más allá respondió: “- Me tienes que sacrificar a más hijos”.


Volando en Spanair, 28 de enero 2012. I Año Mariano


Foto: La Vanguardia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada