jueves, 11 de julio de 2013

LO QUE PUEDE HACER MARIANO Y QUE SEGURAMENTE NO HARÁ



Desde que saltó a la palestra y en toda su dimensión el “caso Bárcenas-PP”, que en realidad son tres casos: presuntamente un caso de financiación ilegal del PP, otro de pagos irregulares a parte de la dirección del partido y el cobro de comisiones ilegales por adjudicaciones en toda España, llegué a la conclusión como muchos españoles que el Gobierno podría caer en el momento en que se comprobara como ciertos y sin ninguna duda los famosos papeles de Bárcenas y la existencia de esa Caja B con sus entradas y salidas. Después de las “Cuatro horas con Bárcenas” de Pedro Jota, no confundir con “Cinco Horas con Mario” de Delibes, y de la publicación por “El Mundo” de una hoja original del cuadernillo del Tesorero del PP que confirmaba parte de las fotocopias publicadas por el País hace unos meses, el único camino que le queda a Rajoy es dimitir una vez Bárcenas confirme ante el Juez lo publicado y máxime si se confirma la información dada hoy por la SER y desmentida por Montoro de que peritos de la Intervención General del Estado están rematando un informe cuya conclusión va camino de dar total autenticidad a los papeles de marras y acredita la existencia de una contabilidad B en el Partido del Gobierno.


Si todo se confirma el Gobierno, los portavoces y voceros del Partido Popular, el Ministerio de Justicia, la Fiscalía del Estado,  los acompañantes mediáticos y tertulianos a sueldo pueden retrasar esto, darle vueltas y marearlo pero al final Mariano Rajoy tendrá que irse y con él todos aquellos miembros de la dirección del partido que hayan tenido puestos de responsabilidad durante los últimos 23 años. Si todo esto se confirma, vuelvo a repetir, el PP dejaría a Francisco de Sandoval y Rojas, Duque de Lerma y Ministro de Felipe II, en un simple aficionado. El Partido que supuestamente y durante más de 20 años llenaba su Caja B de dinero procedente de la corrupción mientras  se vendía a los españoles y frente a los demás como el único partido honrado y capaz de regenerar la vida pública española  no debería seguir gobernando este País.

La aparición de diversos personajes que habiendo tenido responsabilidades de gobierno y de partido intentan ahora marcar distancias con los actuales dirigentes pretendiendo hacernos creer que desconocían lo que pasaba incluso aunque se hubiesen aprovechado de esos fondos, presuntamente ilegales, para ganar elecciones, no es más que una señal de que Rajoy empieza a estar amortizado. La aparición de Pedro José como Maestro de Ceremonias con la compañía, como abogado de Bárcenas, de su excompinche el ex juez condenado por prevaricación Gómez de Liaño, es el pistoletazo de salida, el Circo no ha hecho más que empezar.

La dimisión de Esperanza Aguirre como Presidenta de la “Gurteliana” Comunidad de Madrid toma toda su dimensión  a la vista de sus últimos “bolos”, ella es una luchadora contra la corrupción, también se explica la aparición de un José María Aznar que vuelve con toda la soberbia y estupidez que le coge en su pequeño cuerpo y como acompañante oculto Alberto Ruíz Gallardón, el Ministro de Justicia Misógino, manejando los hilos de la Justicia en su beneficio posiblemente particular; para algo Alberto es aspirante a Presidente del Gobierno desde el vientre de su madre.

El olor a “mierda” que desprende Génova se puede ir acrecentando con estos calores que sufrimos en la Capital del Reino y descartando la “Cuestión de Confianza” del  artículo 112 de la Constitución o la “Moción de Censura” del 113, aunque Ana Oramas se la pida a un PSOE descangallado y en similar situación, Mariano se puede plantear varias opciones:

“Déixao como está, xa amainará” diría Raxoi en un gallego que no habla, esta postura es la suya natural para algo curtió durante un año su espíritu político como Vicepresidente de la Xunta con Fernández Albor allá por el 87. “El olor a mierda ya pasará y si no pasa ya veremos cuando llegue el momento de que no pase actuaré como Dios manda”, o sea, “Déixao como está, xa amainará, ¡carallo!” … y así hasta el fín de los tiempos.

También puede Don Mariano dimitir y marcharse al Registro de Santa Pola, al Consejo de Estado o al Consejo de Administración de alguna gran multinacional, de energía a ser posible, como pago por los servicios prestados que en un año han sido muchos. En el PP se abriría una guerra para elegir al sucesor y sería la hora de algún tapado de los que han estado enredando desde el Consejo de Ministros o fuera de él. Incluso podía ser la hora de Aznar o Aguirre ya que no es necesario ser diputado para ser elegido Presidente del Gobierno solo basta que el Rey, “previa consulta con los representantes designados por los Grupos políticos con representación parlamentaria, y a través del Presidente del Congreso, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno” (Art. 99 de la Constitución). Está claro que con la mayoría absoluta que tiene el Partido Popular el candidato sería elegido Presidente en la primera vuelta.

Más difícil sería disolver la cámara y convocar elecciones, pero las encuestas todavía les son favorables aunque hayan perdido muchos votos y no todo está perdido si el Partido opta por presentar a otro candidato, ¿Aznar, Aguirre, Gallardón,…? y juegan bien sus bazas con un PSOE en caída libre y metiendo miedo ante la posibilidad de que la izquierda nacional se una a la nacionalista e independentista en un Frente Popular como ya avisaba esta semana Ansón en una de sus “Canelas Finas”. El problema es el delicado momento económico y social que estamos viviendo pero sería la solución más honrada políticamente hablando, pero de eso se trata el problema, de honradez

Lo que está claro es que Rajoy no puede seguir, pero tampoco pueden aparecer ahora como salvadores Aznar, Aguirre, Gallardón o cualquier otro de la actual dirección del Partido o de las anteriores o que hayan tenido responsabilidadesen Gobiernos Autonómicos o ciertos Ayuntamientos, Diputaciones, etc. No pueden aspirar a Presidir el Gobierno de España los que están manchados directa o indirectamente por omisión como bien dijo Aguirre refiriéndose a las responsabilidades políticas de Chaves y Griñán en el caso EREs "A mí me parece que la asunción de responsabilidades es lo que nos obliga a los responsables políticos”, pues que se apunten el cuento.

Madrid, 10 de julio de 2013

9 comentarios:

  1. Magnífico posteo, como todos los tuyos, es un acertadísimo análisis. ¡Ay, como me gustaría a mi esa opción de Frente Popular!, pero sin los nacionalistas que, al fin y al cabo son de derechas excepto ERC. Yo creo que a ese frente, si hubiera sentido común e ideología de izquierdas tendría que sumarse el PSOE. En ese caso sí que estaba asegurado el triunfo electoral, y a tomar por c… la derecha por lustros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba de la izquierda nacionalista, solo por joder un poco a los que piensan como Ansón. Ese Frente podría ser votado por muchos militantes del PSOE pero no creo que el partido se sumara.

      Eliminar
  2. gran post juan ninguno puede seguir esto es una vergüenza , no se apuntan al cuento lo echan

    ResponderEliminar
  3. Juan Vicente, perfecto tu escrito y como bien dices en el titular, el 'chuches' no hará. en su gallego íntimo que dice chapurrea, no le entra en sus neuronas más que ya el 'se aburrirán y se olvidarán', pero me temo que también tenemos culpa de que la base ciudadana (salvo escasos brotes) no dice ni 'mu'.
    Sabes que estoy muy decepcionado porque veo que la ciudadanía (en general) está dormida.
    Hoy quise arrancar a las redes una ------> #RajoyDimisiónYa, y al parecer se lo debió de comer un 'cachorro'. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier. Sinceramente el aguante de nuestros paisanos es proverbial, no hay futuro si la ciudadanía a la vista de lo que estamos viendo no le ha roto la "crisma", virtualmente hablando a estos políticos enmierdados.

      Eliminar
  4. Coincido con Javier, parece que la protesta no sale de las redes.
    No somos Turquía, ni Egipto ni Brasil.
    Pocos salmones contra tantos percebes.
    Estoy tan desolada, que hay días que no tengo ni ganas de protestar.
    Parece que sólo conduce a una retroalimentación interna, que no llega a estallar.
    Excelente entrada, Juanvi: No la cambies al gallego.
    Habría que imprimirla y lanzarla en papelitos desde un avión.
    Y, a pesar de ello, muchos creerían que es una nevada fuera de temporada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sería mala idea, podría lanzar los papelitos por encima de Sanxenxo, lugar de veraneo de nuestro querido y amado Presidente, que Dios guarde muchos años.
      Fuera de bromas, claro que no somos ni turcos, ni egipcios y mucho menos griegos, somos españoles de España Una, Grande y Libre, todavía no nos han desprogramado a pesar de que los malditos rojos lo hubieran intentado. No hay nada que hacer. The End.

      Eliminar
  5. Coincido con Kam y Javier. La gente protesta y protesta, pero no hace nada para cambiar. Buena entrada. Un saludo, @adriantsn

    ResponderEliminar