domingo, 12 de febrero de 2012

LOS PSICOLIBERALES Y LA BESTIA


El psicópata carece de empatía, omite y desprecia los sentimientos pensamientos, opiniones y actos de las otras personas. Es mentiroso y manipulador, muestra una "cara amable" y simula hallarse integrado en su medio social y establecer buenas relaciones con los demás. Incluso en los casos de mayor gravedad del trastorno, puede desarrollar con normalidad sus actividades en todos los ámbitos de la vida.
Esta descripción de la psicopatía coincide totalmente con el espíritu del capitalismo y el funcionamiento economicista moderno. De hecho, es el espíritu que impregna la modernidad y parece ser una patología consustancial a ella, profundamente ligada a los "valores" económicos, que va filtrándose en la cultura, convirtiéndose en el modelo de éxito y poder a imitar y socavando las estructuras sociales y políticas”.
Hace poco un seguidor enlazó en Twiter este artículo cuyo encabezado me llamo la atención, “Psicopatía y Neoliberalismo”, después de leerlo me acordé de las veces que he pensado: “esta gente no es normal”, después de oír algún tertuliano o a algún político.

Bajo que perspectivas se puede explicar la furia con la que quieren impedir el levantamiento de cadáveres sin identificar, enterrados en fosas comunes desde 1936 y fusilados por Falangistas y militares del Ejército mal llamado Nacinal. Que trastorno puede explicar que el pseudo historiador Pio Moa escriba en su Blog de Intereconomía:
Siempre se menciona la dura represión de posguerra en España, olvidando tres puntos básicos: a) que se ejerció de forma predominante sobre las decenas de miles de sicarios, chekistas y cómplices del terror izquierdista, abandonados por sus jefes que huyeron llevándose enormes tesoros robados al pueblo español…”,
Solo una anormalidad psiquiátrica puede explicar este párrafo, aunque en él es fácil de entender, sobre todo cuando junto a Cerdán Calixto y Enrique Collazo Araujo, en una acción armada del GRAPO, asesinaron a un Policía Armada en una Sucursal del Banesto en Madrid.. El mismo habla de este asunto en el Mundo (*)
 
Quizás Pío Moa sería el neoliberal que más se acercaría a nuestra percepción del psicópata tradicional, una persona capaz de defender una ideología usando el terrorismo indiscriminado, como menos, merece llamarse de esa forma. Pero quizás cuando oigamos hablar de psicópata nos venga a la cabeza el cine, la literatura o la vida real, nos no olvidemos que en España tenemos y hemos tenido psicópatas asesinos de carne y hueso, Romasanta, El Arropiero o el Asesino de la Baraja, por poner un ejemplo. En nuestra memoria están grabados estos seres que van dejando cadáveres por donde pasan sin sentir ni padecer ningún sentido de culpa. Pero una vez leído el editorial de EPSYS mis sospechas se confirman, hay un cierto trastorno psicológico en todos los teóricos, en los divulgadores y en los gobernantes que defiende el neoliberalismo y el neofascismo que abunda en estos tiempos en España

Como se puede entender la defensa constante que hacen de un sistema económico aplicado en decenas de países y que ha tenido como resultado un aumento de las diferencias sociales, un empobrecimiento de su querida clase media y miseria, sufrimiento y pérdidas de derechos ciudadanos. Hay que tener problemas mentales graves para dejar constantemente sin contenido las palabras democracia, derechos ciudadanos, libertad y prosperidad, mientras nos van arrastrando más atrás en la historia.

Solo cuando hablas con un neoliberal convencido puedes llegar a alcanzar toda la inmensidad del mal que padecen. Te atacan siempre con las mismas frases, “¿y con Stalin qué?, “eres un pro etarra”, “eres un progre”, "vete a Cuba paleto", "nazi", “eres un producto de la ESO” o “eso te lo han dado en Educación para la Ciudadanía”. 

—Mira chavalín, yo me he criado con la Formación del Espíritu Nacional, esa asignatura tan poco doctrinaria que se impartía en la España de Franco y que seguro tiene en la cabeza Wert y los chicos de la sotana.

Esa insistencia en imponernos su verdad única, y perseverar en el error, la vimos esta semana en el Congreso cuando Rajoy anunció que en 2013 se destruiría empleo; sabiendo que la Ley para la Reforma Laboral que iba a aprobar sería el instrumento necesario para que lleguemos a los 6M de parados. Con que frialdad se presenta ante ciudadanos y afirma lo contrario que decía en su campaña electoral o en declarar, sabiendo que le iban a grabar, “la reforma laboral me va a costar una huelga general” al estupefacto Jyki Katainen, que se preguntaría “y este tío que acabo de conocer de que me habla”, me recuerda a aquella frase cheli madrileña “para chulo yo y para puta mi novia”.

Y no dejemos a un lado a Esperanza Aguirre, siempre me pareció que tenía algo extraño en su mirada y en la forma de expresarse cuando defiende sus criterios de forma poco adecuada para persona de tan alta cuna y además Condesa consorte. La furia que destila Doña Espe cuando ataca a cualquier persona que critique su política solo sería aguantable si uno tiene algún trastorno; personalmente cuando me cojo algún berrinche me quedo agotado, pero esta señora se queda como si nada. Ella es la más manipuladora de todos, ni Cospedal ni la Botella pueden llegar a tan alto nivel de insolencia y mala educación, tan solo Doña Sor Aya cuando estaba en la oposición.

Y la tranquilidad de Don Luis de Guindos, ¿como se puede llevar el fracaso personal de haber sido un alto ejecutivo de Lehman Brothers en Europa?, ¿como puede vivir después de haber llevado a la ruina a las personas que aconsejo invertir en valores y entidades financieras que se fueron a la quiebra?, ¿como puede asumir la cartera mas importante de este Gobierno arrastrando el fracaso tras de sí?, es imposible sin que haya desarrollado un trastorno patológico.

Me acuerdo de Ronald Reagan, uno de los primeros políticos, que no el primero, que cambió el signo de los países occidentales aplicando estas teorías sin complejos cuando antes de arrancar Afganistán del control soviético para entregárselo a los Talibanes dijo “apoyar a los paladines de la libertad es defensa propia”. Esta frase, como sabéis, la corroboró George Bush, otro psicópata, nombrando a los antes paladines de la libertad miembros del eje del terror.

Ellos nunca se arrepentirán, nunca pedirán perdón y al contrario que los asesinos en serie nunca entraran en prisión o les será aplicada la inyección letal, hay que saber que la psiquiatría forense considera al psicópata responsable de sus actos. Lo que si tengo claro es que los historiadores que estudien en el futuro este periodo  hablaran de ellos.

Nosotros no podemos esperar que nuestros descendientes lean en los libros de historia como unos psicópatas se hicieron con las riendas del poder y llevaron a la humanidad a un triste escenario . Nunca podemos permitir que los ciudadanos adoraren a la bestia, “¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” dice San Juan en el Apocalipsis. Salir a la calle es obligatorio, pero más obligatorio es demostrar firmeza ante la Bestia, someterse a ella y mostrar debilidad es morir.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada